Consejos de salud para la primavera

Hoy es 20 de Marzo y a las 16:57 horas el Sol estará situado en el plano del ecuador terrestre, es la llegada del equinoccio, palabra que proviene del latín aequinoctium y significa «noche igual», en este momento en el hemisferio norte pasamos del invierno a la primavera… pero esto es algo que ya hace días que está empezando, empezó concretamente el 31, cuando el invierno llegó a su máximo yin y apareció la semilla del yang dentro del yin que poco a poco empezó a crecer, en la cultura china este momento se llama “año nuevo chino” o “fiesta de la primavera”, porque aquí es cuando empieza a germinar la energía de la primavera, que unos días más tarde relevará a la energía más densa y tranquila del invierno. Se puede oler en el ambiente, el sol brilla más, empiezan a alargarse los días, los pájaros empiezan a cantar de nuevo, hay migraciones de aves, unas se van, otras empiezan a volver y los árboles, se visten con sus mejores galas llenándose de flores para dar la bienvenida a tan cambiante estación. Es el momento en el que la vida explota y todo empieza a renacer de nuevo.

En la medicina china la primavera pertenece al elemento madera, en símil a un árbol que crece y se expande, por eso, se asocia a este elemento el color verde. Es una buena estación para echar una ojeada a nuestra vida y hacer nuevos planes. Qué cosas queremos aclarar o superar tanto del medio que nos rodea como dentro de nosotros mismos, es la estación verde, es el tiempo para plantar y dejar que las semillas empiezen a germinar.

Un poco de medicina china: El elemento Madera

Según podemos leer en el Su Wen 1, capítulo 4:

“Igual que el hígado, el Este corresponde al color verde y así la energía del Este está en comunicación con el hígado; los ojos son la salida del hígado, y el hígado es la reserva de energía pura (y el alma); si el hígado enferma, dará lugar al síntoma de conmoción (o espanto); el hígado corresponde al sabor ácido y pertenece a la clase de la hierba y los árboles (porque el hígado corresponde a la Madera entre los cinco elementos); entre los animales domésticos, corresponde al gallo (porque un gallo canta al alba, que es el símbolo del Este); entre los cereales, el hígado corresponde al trigo (porque el trigo crece en primavera). En relación a la correspondencia con las cuatro estaciones, el hígado corresponde al planeta Júpiter. La energía de la primavera es ascendente, igual que, en el hombre, también la energía sube hacia la cabeza en primavera. Entre los cinco sonidos, el hígado corresponde al Jiao (el sonido medio); el número alcanzado por el hígado es 8 (y su número generador es el 3); la enfermedad del hígado se manifiesta en los tendones (porque el hígado controla los tendones). El hígado corresponde al olor de la transpiración (olor a madera podrida).”

El color asociado con este elemento es el predominante de la primavera, el verde de las plantas jóvenes.

La naturaleza de la primavera y el elemento madera se describe como el comienzo o el crecimiento, en términos mentales, esto se corresponde al concepto de la idea “El hígado es el general de quien proceden las estrategias. La vesícula biliar es la justicia imparcial de la cual proceden los juicios (decisión).” es lo que le contesta el médico de la corte Qi Po al Emperador Amarillo (Su Wen 1, capítulo 8 – De los Tratados Secretos Guardados en la Casa del Tesoro de Libros del Emperador) indicando que es el elemento que nos da la creatividad, el que nos llena la cabezas de ideas, el que crea nuestra claridad mental, que junto con la vesícula biliar (entraña vinculada al hígado) nos dará la fuerza para tomar esas decisiones (la vesícula biliar atesora la decisión).

En el sistema chino de los Cinco Elementos, la estación de la primavera está correlacionada con el elemento madera, en el cual gobierna la vesícula biliar y el hígado.

Flores de primaveraUn desequilibro en estos elementos, especialmente en la primavera, puede ser manifestado a través de una disminución en la capacidad de planificar, enjuiciar y organizar, una inhabilidad de tomar decisiones, por el contrario, un elemento muy fuerte, sobre desarrollado puede resultar en excesiva actividad mental, por ejemplo, una persona tratando de organizar todo y a todos y con tendencia a la agresión. A esta persona le puede ser muy dífícil relajarse y puede tener tendencia a dolores de cabeza y tensión en la nuca y en la espalda.

En las etapas de la vida, el elemento madera corresponde con la infancia, por eso un elemento madera en sintonía hará nos brinda la capacidad de levantarnos y mantenernos energetizados en el día. Un elemento madera saturado o con poca energía o bloqueado puede hacer que nos cueste levantarnos en las mañanas.

El clima que le corresponde a la primavera y al elemento madera es el “viento”, el cual aclara lo viejo y trae lo fresco, el aire nuevo. El viento nutre a la madera. Sin embargo, demasiado viento puede ser dañino. Si la madera (o el hígado) está debilitado o lesionado por una sobre exposición a los vientos, uno(a) puede tener síntomas asociados a un elemento madera fuera de balance, tales como pobre resistencia a las enfermedades, sensibilidad alérgica con sus varias manifestaciones, tales como sinusitis o problemas de irritación de la piel, ojos lagrimosos, etc.

Los ojos son el órgano sensor que le corresponde al hígado y al elemento madera, la vista es el sentido, y las lágrimas constituyen su líquido. Los problemas de los ojos, visión, o del mecanismo de las lágrimas son frecuentemente relacionados con un desequilibrio de la madera.

Cada elemento tiene, además de su sentido del órgano, un “indicador” específico, y ambos pueden ser observados para tener una idea de la salud/balance de ese elemento. Las uñas, especialmente, las de los pies, son un indicador de la salud del hígado y el elemento madera, pues se considera que las uñas es una prolongación de los tendones, y por tanto, un hígado desequilibrado no nutrirá bien las uñas y estas pueden volverse frágiles y quebradizas.

El elemento madera está asociado con el sabor ácido, en pequeña cantidad lo ayudan, pero un exceso puede causar problemas.

La emoción vinculada al hígado de la rabia, la ira, la frustración, la sensación de impotencia y su sonido es el grito. La rabia reprimida puede lesionar al hígado y a la vesícula biliar. En general, un balance de la energía le permite experimentar y expresar todas las emociones. El prolongarse en una emoción de cualquier tipo puede llevar a la enfermedad.

Los tejidos gobernados por la madera son los músculos (refiriéndose a la parte externa, esa pielecita que los envuelve, no el músculo interno en sí, y a su capacidad de moverse y contraerse), los ligamentos y tendones, o sea, aquellos que nos mantienen y nos dan tanto fuerza como flexibilidad.

El hígado almacena la sangre y se encarga de cederla cuando es necesario para su uso, controla el proceso de drenaje y evacuación (un desequilibro en este órgano puede hacer que no seamos capaces de eliminar toxinas, tanto físicas como emocionales, por eso, uno de los síntomas de un desajuste de la madera puede ser la reteción de orina o de heces). También se encarga del movimiento energético del cuerpo (o Qi Ji), si el hígado se bloquea, puede bloquear el flujo armónico de la energía, y por tanto podría provocar dolores errantes, o incluso, fatiga y desgana.

A nivel físico, crea la bilis, la cual ayuda en la digestión, y almacena la bilis en la vesícula biliar para ser utilizada por los intestinos para la descomposición (emulsificación) de las grasas y para facilitar la habilidad del intestino delgado de absorber los ácidos grasos.

El hígado ayuda en la metabolización de los carbohídratos, grasas, y proteínas, ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre regulado por el cambio de las grasas (lípidos) y las proteínas (aminoácidos) en glucosa (el azúcar simple que todas las células usan) y los regresa para su almacenamiento. Muchas de las enzimas que ayudan a catalizar las propias reacciones químicas internas del hígado son producidas por él mismo también.

El hígado es el órgano interno de mayor volumen (en el adulto mide aproximadamente 26 cm horizontal por 15 cm vertical en sentido anteroposterior, y 8 cm de espesor a nivel del lóbulo derecho con un peso aproximado de 1,5 kg) y está localizado a la derecha, en la parte superior del abdomen. Se conforma en la superficie inferior del diafragma. El límite inferior del hígado puede sentirse por debajo de la cavidad toráxica en el lado derecho medio del cuerpo.

Mientras la vida misma depende de nuestros pulmones, corazón, la circulación lleva el oxígeno, temperatura adecuada y todos los nutrientes necesarios a todas las células del cuerpo, el hígado provee el soporte esencial
para estos procesos, con más de un ciento de funciones conocidas. Qué tan importante será para nosotros el hígado, que la naturaleza lo ha dotado de células especiales (el tejido hepático) con la sorprendente capacidad de regenerarse a sí mismo, incluso después de cirugía, o cualquier enfermedad (si se extirpa la mitad de un hígado, al cabo de un tiempo, este se regenera de nuevo).

Desde el punto de vista natural, cuando el hígado está sobrecargado, es menos capaz de desintoxicar la sangre y el veneno que queda, llevándonos potencialmente a muchos problemas agudos y crónicos los cuales se van a manifestar en las áreas más débiles del individuo. El comer excesivo puede llevarnos a un agrandamiento y sobrecarga del hígado. El exceso de cualquier alimento, pero, especialmente, el alcohol, los químicos, las drogas, los aceites fritos y la carne, pueden ser tóxicos para el hígado y la vesícula biliar.

Nutrición

La manera en que comemos es una parte significativa de la dieta saludable. Hay que tomarse un momento para relajarse antes de comer, esto prepara el cuerpo para recibir completamente todos los nutrientes de nuestra comida. No deberíamos comer cuando estamos tensos o trastornados o en un medioambiente stresante. Respiremos profundamente, mastiquemos bien, comamos solo lo que necesitamos y tomemos tiempo para digerir los alimentos.

Los alimentos de los cuales podemos extraer energía mas fácilmente son los “no procesados”, o sea, los alimentos integrales, tales como las frutas y vegetales frescos, los cereales enteros, semillas, nueces y granos. Mientras más natural, mientras más integral es el alimento, más fácil es para nuestro cuerpo digerirlo y asimilarlo proveyendo la energía necesaria para que nuestras células trabajen. El problema que conllevan los alimento procesados es sus “aditivos”, que se añaden para poder dar sabor, conservarlos mas tiempo o estabilizarlos, y esos aditivos no son ni más ni menos que productos químicos, que sobrecargan nuestro delicado equilibro, obligando al cuerpo a hacer malabarismos para eliminarlos y neutralizarlos, y normalmente, de eso, se encarga el hígado.

Tiempo para limpiar y desintoxicarse

primaveraEs una época donde la naturaleza nos brinda un montón de remedios, de manera natural, para ayudar a eliminar los excesos de comidas densas que hemos estado ingeriendo durante la más fría época invernal, es momento de darle un respiro a nuestro hígado, es momento de facilitarle las cosas. Esto puede hacerse a través de tomar un descanso de los alimentos por un período de tiempo y solamente beber jugo de frutas y vegetales y/o agua. Muchas enfermedades devienen del exceso de toxinas (materiales físicos, mentales y emocionales no utilizables) en el cuerpo. La curación empieza por eliminar o limpiar el cuerpo de estas toxinas, para lograr un balance en la entrada de alimentos y salida de los desperdicios.

Los ayunos han sido utilizados desde hace muchos años. Por ejemplo, Hipócrates empleó la nutrición y el ayuno en su práctica. El ayuno es incluso una respuesta instintiva (los animales lo hacen) a muchas enfermedades, especialmente, los resfriados, gripes y problemas intestinales. Ha sido también utilizado en muchas culturas para el rejuvenecimiento físico y para mejorar la vitalidad. 

Qué comer en primavera

Es tiempo de lo verde, de lo crujiente, de lo ligeramente ácido, algo que nos ayude a eliminar el exceso de grasas consumidas y acumuladas durante el invierno, las lechugas, el berro, las espinacas, las acelgas, el puerro, el apio, las alcachofas, los espárragos, las fresas, las cerezas, las ciruelas, etc. La parte activa de estas plantas le da su color verde, la clorofila que es uno de los agentes con una gran fuerza curativa. Otros vegetales son la coliflor, repollo, berenjena..

Como cereales tenemos el trigo, el arroz integral (cocido con una cucharadita de aceite, por ejemplo), la avena en forma de copos para desayunar, legumbres como las habas, las lentejas, las judías o los garbanzos…

  • Live sex video
  • 2011 audi r8
  • Lesbian porography
  • Where can i get viagra
  • Kaanapali beach hotel
  • Weight loss tricks
  • Now dog food
  • Espárragos: Muy ricos en vitamina A, especialmente los verdes. Es una hortaliza adecuada para personas con hipertensión e ideal para diabéticos, porque contiene pocos hidratos de carbono. Quienes tienen problemas renales deberían consumirlos con moderación.
  • Zanahorias: Es la más rica en vitamina A y las mayores propiedades se encuentran en su piel. Si complementamos la dieta habitual con zanahorias crudas ayudamos a regular el colesterol.
  • Apio: Muy rico en hierro y en un componente sedativo, el ftálido. Utilicemos el apio tan fresco y firme como sea posible y sobre todo no lo guardemos en la nevera más de tres semanas.
  • Acelgas: Ricas en beta caroteno y potasio, tienen enzimas fundamentales para el buen funcionamiento del organismo. Deben usarse muy frescas y no guardarlas mucho tiempo para poder aprovechar al máximo su alto contenido en vitaminas. Resultan excelentes crudas.
  • Pepino: Adecuado para diabéticos. Pero quienes tienen problemas urinarios o trastornos digestivos, deben consumirlo con prudencia. Crudo puede ser indigesto: conviene pelarlo ya que en su piel hay principios irritantes.
  • Pimientos: Es una de las verduras más abundantes en vitamina C. En él encontramos también la vitamina P, presente en muy pocos alimentos e importante para regular la tensión sanguínea. Adecuado para diabéticos. Se recomianda comerlo crudo en ensaladas, le da un toque exquisito. Si no se lo tolera así, si resulta un poco indigesto, podemos cocinarlo al vapor.
  • Puerro: Conviene usar sólo la parte tierna y blanca si se come crudo en ensalada, con otras verduras. Como ingrediente principal, es mejor cocinarlo y utilizar el agua de cocción para sopas o salsas.
  • Rabanitos: Aprovechemos las hojas, muy ricas en hierro, crudas o cocidas como cualquier otra verdura.
  • Lechuga: Entre otras, su mayor virtud es la de aumentar las propiedades de otros alimentos. Por ejemplo, con las lentejas facilita la absorción del hierro de las mismas. No dejemos de incluirla en la cena para aprovechar sus propiedades sedantes.
  • Manzanas: Una de las mejores fuentes de fibras solubles útiles para evitar los saltos bruscos de los niveles de azúcar en sangre. Es depurativa si se la come en ayunas y más bien laxante por la noche, al acostarse. Aconsejamos consumirla siempre pelada y sin semillas por ser una de las frutas más fumigadas.

Para aprovechar al máximo las cualidades nutritivas y terapéuticas de los frutos y vegetales:

  • En cada comida es recomendable ingerir alimentos crudos que conservan las vitaminas, sales minerales y oligoelementos. La cocción, en general, disminuye ciertos aportes.
  • Las frutas bien maduras, con perfume, son las mejores.
  • No tiremos las hojas de remolacha, rabanitos, nabo, etc., pueden emplearse en diversas preparaciones, por ejemplo ensaladas, tartas, tortillas.
  • Las raíces, como la zanahoria, los puerros, el nabo, etc., tienen que estar duras y frescas.
  • Recordemos combinar las comidas con frutos secos: nueces, almendras, pasas de uva, etc.
  • Y no nos olvidemos de aprovechar las virtudes de los brotes, tan abundantes ahora en las verdulerías y supermercados. Hay de alfalfa, de soja…

La dichosa alergia primaveral

Para empezar ¿qué es una alergia?, la palabra proviene del griego αλλεργία (allergía) y éste de las palabras en el mismo idioma αλλος (‘otro’), y εργíα (‘trabajo’); la palabra así compuesta tiene el significado de «reacción extraña», y podríamos decir que es una reacción alérgica es cuando el sistema inmune reacciona ante sustancias inofensivas (que se denominan alérgenos) como si fueran gérmenes, liberando histamina e inmunoglobulina E (IgE), sustancias que pueden provocar flujo nasal, estornudos, comezón o sarpullido.

Según el Dr. Evan Fleischmann, de la Asociación Americana de Médicos Naturópatas, explica que “La miel posee partículas de polen, por lo que al consumirla te estás exponiendo a pequeñas dosis del alérgeno, haciendo que tu cuerpo se acostumbre a él y deje de tomarlo como una amenaza; esto reduciría la fuerza de las reacciones alérgicas”.

En casos de rinitis alérgica aguda (típico de las alergias primaverales) podemos recurrir al un viejo amigo, el hongo Reishi (Ganoderma lucidum) que ya nos acompaña hace unos miles de años y ha sido empleada para tratar la bronquitis crónica. Este hongo usado ante casos de alergia, la actividad de Reishi frente a la alergia se explica por su carácter como adaptógeno, modulador del sistema inmunitario, entre otras cosas tiene unas sustancias que destacan por sus propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas, y se ha demostrado que el ácido oleico que contiene inhibe la liberación de histamina (Tasaka K et al. 1988). Con 1,5 gramos al día (en su formato en polvo) sería más que suficiente para ayudarnos (se puede encontrar en hifas da terra o de los laboratorios zeus).

Ha llegado la primavera… muévete!!!

img_como_hacer_footing_sin_cansarse_23724_origSi te paras a escuchar tu cuerpo te darás cuenta que te pide a gritos salir, muchos días enclaustrado en casa debido al frío y al mal tiempo, el cuerpo te pide marcha, y de la buena, contacto con la naturaleza, empieza una nueva etapa, la vida se renueva, sal de tu madriguera, estírate y respira, profundo, que el sol te de en la cara, mira al cielo, a que hace días que no lo ves tan azul?.

Es época de activarse y empezar a moverse, poco a poco, salimos de una época que tal vez hemos estado mas estáticos de lo habitual, es normal, es invierno y su energía busca eso, pero ahora ya pasó, cálzate las bambas (o las deportivas) y empieza a moverte, y con esto no me refiero que te vayas a preparar para correr la maratón y estar en forma para ella en 2 días, pero entre una cosa y otra hay muchas opciones. Empieza haciendo como 3 veces a la semana ejercicio aeróbico, como salir a correr, bicicleta estática, pasear a ritmo fuerte, ir al gimnasio a hacer clases de aeróbicos, cálzate unas botas y piérdete un rato por el monte, entre otras muchas actividades. Piensa que la práctica regular de ejercicio contribuye a mejorar la salud de distintas formas. Además de permitir una condición física adecuada, permite tener un cuerpo fuerte, ayuda a controlar el estrés y mejora el estado de ánimo.

Al realizar el ejercicio aeróbico se involucran el sistema cardiovascular, respiratorio y muscular, entre otros. Hace que la respiración sea más rápida y profunda, lo que aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre. El corazón late más rápido, aumenta el flujo de sangre hacia los músculos y de regreso a los pulmones. Los capilares se hacen más anchos y ayuda a limpiar de toxinas el cuerpo, también promueve la liberación de endorfinas, analgésicos naturales que promueven un mayor sentido de bienestar, ayuda a mover la sangre, a desintoxicarnos.

Resumiendo en 5 buenas razones para realizar hacer ejercicio aeróbico al menos, tres veces por semana:

  • Potencia nuestras defensas. Está comprobado que ejercitarnos mejora nuestro sistema inmunitario, y eso es especialmente importante en la primavera pues seremos más resistentes a enfermedades como la gripe, el catarro común, típicos en esta época de clima tan cambiante.
  • Nos ayuda en la dichosa “operación bikini”. Cuando se realiza durante un mínimo de 30 minutos empezamos a “oxidar” la grasa acumulada durante este largo invierno, fomentando así la pérdida de peso, a la par que aumentas tu gasto calórico, es decir, quemamos más calorías ingeridas.
  • Te activa. Permite ser una persona activa e independiente. Mantienen la fuerza muscular, condición necesaria para tener una movilidad adecuada con el paso de los años. También mejora las capacidades mentales y cognitivas. Por tanto, es indicadísimo para todas las edades.
  • Nos sentimos mejor. Lo sabes, cuando haces algo de ejercicio tu estado de ánimo mejora, y cuando lo practicas de forma regular tus niveles de ansiedad, tensión disminuyen, y por supuesto,  la depresión empieza a desaparecer, aprovecha ahora que el día cada vez es mas largo para subir ese ánimo. Movernos ayuda a relajarnos y a sentirnos mucho mejor.
  • Por tu corazón, por tu circulación. Hay un viejo dicho que reza “quién mueve las piernas, mueve el corazón” y por tanto éste se fortalece y mantiene las arterias despejadas. Un corazón fuerte puede bombear sangre con mayor eficiencia, ayuda a que nuestras arterias se mantengan despejadas porque el ejercicio aeróbico aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo.

Hábitos de vida saludable

imagesGenial, cambio y controlo mi alimentación, hago ejercicio de manera regular, estupendo está todo hecho…. pues va a ser que no, lamento ser portador de malas noticias, no basta con comer bien y de manera saludable y practicar un deporte de forma regular, si hacemos eso pero no tenemos unos hábitos de vida saludable, es como ponerse un calcetín bien gordo en un día frío y lluvioso, pero calzarse con unas zapatillas de playa, acabaremos pasando frío y mojándonos.

¿Y qué se entiende por “hábitos de vida saludable”?. Pues el equilibrio, y me refiero a ese equilibro delicado entre el trabajo y el ocio que tan olvidado tenemos. La frase “añade vida a tus días y no días a tu vida” aquí cobra un especial sentido, intentar conciliar tu vida privada (la vida familiar, las relaciones con nuestros amigos) con nuestro día a día, dormir las horas adecuadas, no irse a dormir demasiado tarde, y lo más importante, intentar eliminar una serie de hábitos nocivos como el exceso de alcohol, el tabaco o el exceso de café.

  • Cuidado con el café. ¿Es malo un poco de café?, estamos en primavera, el hígado quiere librarse de esa sobrecarga de alimentos densos que hemos comido durante el invierno (atrás queda las abundantes comidas navideñas y los turrones, pero nuestro hígado tiene buena memoria), si lo que queremos es ayudar a nuestro hígado a descargarse, evitemos este hábito. Ni contar si encima hacemos como mucha gente que sustituye el desayuno por una taza de café (error, el café no nos aporta energía, exprime nuestra suprarrenales y encima nos carga de tóxicos), ¿quieres una buena manera de empezar el día? empiézalo con una buena ración de fruta, ahora que hay tanta y tan diversa, verás el subidón de energía que esto te da sin necesidad de usar el café, y si a media mañana comes otra pieza de fruta ya ni te cuento.
  • Fumar es malo. Lo se, parece un tópico muy típico, pero es cierto, está mas que demostrado que el tabaco es muy perjudicial para nuestra salud y se que repito lo mismo una y otra vez, pero si quieres desintoxicar el cuerpo ahora es el momento, es cuando el cuerpo saca las alfombras a la ventana para ventilarlas, ésta es la época, aprovéchala, deja este mal hábito, créeme cuando te digo que a la larga, encontrarás una mejoría notable en tu salud, no te resfriarás tanto, no habrá tanta mucosidad, tu piel no parecerá tan mate ni varios años más vieja, no te saldrá el hígado por la boca cada vez que subes un piso andando por la escalera, verás lo agradable que es levantarse sin toser y recobrarás el sentido del olfato y del gusto, a parte que también notarás una mejoría en tu salud económica, y mas al precio que ahora está cada paquete de tabaco. Vale la pena invertir un poco de dinero en eliminar este hábito y ponerte en manos de alguien que te ayude.
  • Intenta dormir lo necesario. Si puedes, acuéstate temprano y duerme una media de unas 8 horas, se que durante el día se nos acumulan las cosas, y mas en esta sociedad donde parece no tener fondo a la hora de exigirnos cosas, allí hemos de cuadrarnos nosotros y decir basta, no intentes arañar horas al día, quitándoselas a tus horas de descanso, el día tiene 24 horas para todos, y al menos 8 han de ser para reponer fuerzas y repararnos durante la noche. Nos guste o no, nuestro cuerpo necesita un tiempo de descanso, si nos vamos a dormir demasiado tarde, el sueño no es tan reparador.
  • Cuidado con esas comidas excesivas. Es preferible comer 6 veces al día menos cantidad que 1 o 2 muy fuerte, entiéndelo, el cuerpo es incapaz de asimilar mucha cantidad de comida en una sola ingesta, por tanto, el exceso sobrante o se elimina (se excreta) o lo peor, se acumula en forma de grasa, a parte que congestinarnos el aparato digestivo y nos hace sentirnos pesados y sin energía. Haz tres comidas mas o menos fuertes (desayuno, comida y cena) entendiendo por “fuertes” algo como un plato de comida y entre horas (a media mañana y media tarde) un te y un poco de frutos secos, o una barrita energética y un te. Es el momento ideal para hacer un alto en tu trabajo, respirar un poco y no te lleva mucho tiempo prepararlo. Verás que cambio notarás.
  • Búscate un espacio para tí, resérvalo si es necesario, date, por ejemplo, una hora al día, donde puedas hacer lo que te plazca, pasear, leer, ir al gimnasio, saltar desde un trampolín, lo que quieras, sin ataduras con terceras personas, sólo tú, porque aunque parezca algo muy egoísta, no lo es, recuerda que lo principal para tu vida eres tú, nadie más que tú, si tú no eres ¿qué esperas dar y compartir con los demás?. Con eso no estoy diciendo que te pases al otro extremo y que sólo te dediques a tí, pero reservarte un poquito de tiempo cada día, eso es imprescindible.

Técnicas de terapias naturales que te podría ayudar

  • Acupuntura muy efectiva para tratar afecciones respiratorias, rinitis y para mover sangre y ayudar a eliminar toxinas. No hace falta que estés sufriendo algo, también se puede usar a modo preventivo.
  • Farmacopea china, usada desde la antigüedad por la cultura china para tratar todo tipo de dolencias, parte imprescindible de la medicina china, nos puede ayudar depurar y eliminar tóxicos acumulados durante todo el invierno.
  • Tuina o Shiatsu ayudará a reequilibrar nuestras energías en esta época de transición del invierno al verano. Nos ayudará con dolencias como el estreñimiento, el insomnio, la apatía o la tristeza o los dolores generalizados del cuerpo.

Sobre david

David Herrero ha escrito 19 artículos en este blog.

Profesor, terapeuta y socio fundador de Centre Prana. Graduado en Shiatsu (Shiatsu-shi) formado en la Escuela de Shiatsu de Barcelona Prana. Graduado en Medicina Tradicional China formado en CENAC. Coach Life por QuantumBCN. Asociado número 11190 de APTN-COFENAT. Asociado número 80070 de la SAC-AAE. Terapeuta que aporto soluciones eficaces y naturales a problemas de salud cotidianos. Editor del blog divulgativo sobre salud natural y medicina china http://www.david-herrero.com/blog

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UA-44118973-1
A %d blogueros les gusta esto: