El dolor reumático

Qué es?

Llamamos normalmente “reuma” a un conjunto de más de trescientas enfermedades que afectan huesos, músculos y articulaciones, siendo las más extendidas en el mundo, muy por encima, incluso, que las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, si bien es cierto que no es mortal, pero el 95 por ciento de las personas con reumatismo sufren dolores, la mitad de ellos disminución en sus funciones físicas y un elevado número queda incapacitado.

El reumatismo no conoce diferencias entre edades, sexo o medio climatológico, aunque los efectos de las atrofias óseas y/o articulares suelen empezar a notarse a partir de los 35 o 40 años y para la medicina moderna el origen no está del todo claro.

Podríamos decir que el reumatismo (termino de uso corriente) se refiere a los dolores generalizados en articulaciones (rodilla, cadera, muñeca, dedos…) y también en espalda, es decir, es una dolencia inflamatoria que afecta a las articulaciones y al tejido conjuntivo.

Podríamos agruparlo en tres apartados (muy generales, se puede desgranar aún mas) según la forma y el tipo de la dolencia:

Reumatismo inflamatorio

En este grupo el más habitual sería la artritis. Causados por una inflamación de origen infeccioso o desconocido (como por ejemplo, la poliartritis reumatoidea). En el caso de la artritis, es la membrana sinovial la que está inflamada.

Reumatismo degenerativo

Causados por el desgaste de las articulaciones, como en el caso de la artrosis que corresponde al desgaste del cartílago que está en las articulaciones y por norma general duele cuando se mueve. Las manifestaciones de este reumatismo son dolor, crujidos, deformaciones y molestias en el movimiento.

Reumatismo inflamatorio crónico

Sería similar al primer grupo (reumatismo inflamatorio) pero de de larga duración y por lo general de progresión lenta (toda dolencia que tenga una duración mayor a seis meses puede considerarse como crónica).
Ejemplo de estas serían la poliartritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante.

El tiempo y el dolor reumático

Aunque al parecer hay diferentes estudios que afirman que no parece haber ninguna evidencia firme a favor o en contra, la realidad cotidiana es que el frío y la humedad son factores que hacen más evidente el dolor y la contractura muscular, es por eso que las personas con reumatismo aritcular se sienten peor cuando llueve, hace frío o mal tiempo, pues son las variaciones atmosféricas los que hacen mas sensibles a dolores musculares y óseos derivados del reumatismo, es por eso que durante otoño e invierno (debido al frío y la humedad presente en el ambiente y el cambio casi constante de presión atmosférica) las personas con esta dolencia se resiente más, y de cara a finales de la primavera y verano, que con el calor, tiempo seco y mayor estabilidad meteorológica, no sufren tanto de dolres.

Según la medicina moderna

La medicina moderna reconoce que las enfermedades reumáticas diferentes tienen diferentes causas (y varios de ellos tienen múltiples causas) y requieren diferentes tipos de tratamiento.

Sin embargo, el tratamiento inicial en las enfermedades reumatológicas más importantes es con analgésicos y anti-inflamatorios no esteroideos (AINE). A menudo, se requieren analgésicos más fuertes.

Según la medicina china

La Medicina Tradicional China (MTC) clasifica los reumatismos dentro de lo denominamos “Síndromes Bi” (síndromes de obstrucción dolorosa), los cuales son el resultado del bloqueo de la circulación del Qi (Energía) y Xue (Sangre) dentro de los meridianos. Cuando los cuadros Bi son agudos habitualmente se deben a factores patógenos externos; cuando son crónicos la etiopatogenia es mas compleja, se mezcla lo externo y la situación interna del paciente.

Los factores patógenos externos principalmente implicados son el viento, el calor, el frío y la humedad, los cuales aprovechan una debilidad del sistema defensivo para penetrar los meridianos y estancarse en ellos.

Una dieta inadecuada y el clima son las fuentes de estos factores patógenos, por ejemplo, una dieta a base de alimentos de naturaleza energética fría (ensaladas, bebidas frías…) o simplemente la exposición al frío, puede facilitar la penetración de este factor patógeno en el organismo, también alimentos como los lácteos (yogur, queso, leche de vaca…) o los fritos, un clima húmedo, tienen tendencia a provocar un exceso de humedad dentro de los meridianos, lo cual intensifica a menudo el dolor de las personas que sufren de reumatismo.

…Y qué se puede hacer?

Como nos aconseja el refranero popular “mas vale prevenir que curar”, es decir, en este caso es mucho mejor la prevención que intentar después remediar el dolor. El primer tratamiento contra estas dolencias no es un medicamento, sino la modificación de hábitos o condiciones de vida que conllevan sobrepeso, sobreesfuerzos, posiciones mantenidas o incorrectas.

Haz deporte!!!

Muévete, el que no se mueve se oxida!!! observando el hecho de que el agua corriente nunca se estanca y que una puerta que se usa a menudo, con las bisagras activas, nunca se oxida nos pasa lo mismo con nuestras articulaciones (y por no mencionar nuestra salud general). Ahora tampoco hace falta que nos calcemos las bambas y nos pongamos a hacer una maratón, pero al menos 3 veces a la semana hacer 1 hora de ejercicio no es una mala idea, un ejercicio moderado y poco a poco ir aumentando la intensidad, ha de ser un ejercicio que nos altere la respiración, y si no tenemos tiempo para ir al gimnasio o no hay dinero para poder pagar uno, bastará con que andemos un poco al aire libre durante al menos 30 minutos al día, a poder ser, durante las horas que haya sol, aun en los días de invierno es recomendable tomar el sol un mínimo de veinte minutos diarios. Un paseo al sol es excelente terapia para aquellos que sufran de artrosis u osteoporosis.

Atendiendo a la visión de la medicina china, cuando nos ejercitamos (andamos, corremos, vamos en bici…) movemos nuestra sangre (xue) y por ende también movemos nuestra energía (qi), si el principal problema en un problema de reumatismo articular (síndrome bí) es debido a la obstrucción (estancamiento) de sangre (xue) y energía (qi), es fácil deducir, que si la movemos, este estancamiento u obstrucción desaparece y el síntoma se alivia.

Cuidado con la dieta

Diversas dolencias reumáticas tienen un origen metabólico, de ahí que prestemos una especial atención a esta cuestión. A parte, el exceso de peso es siempre negativo para nuestro organismo, y en especial para las articulaciones de las extremidades inferiores.

La obesidad es además un factor agravante de la gota, pero lo es tanto el exceso alimentario como la nutrición deficiente. Está comprobado el vínculo entre gota, el exceso en consumo de alcohol y las comidas copiosas, sobre todo en mariscos, pescados azules, vísceras.

Si lo miramos desde la optica de la medicina tradicional china, en el sindrome bí (reumatismo) es importantísimo la dieta, pues esta, nos provocará una serie de condiciones internas que favorecerán la aparición de dicha dolencia, entre los alimentos que conviene evitar:

  • Live sex video
  • 2011 audi r8
  • Lesbian porography
  • Where can i get viagra
  • Kaanapali beach hotel
  • Weight loss tricks
  • Now dog food
  • Evitar los lácteos de todos tipos (quesos, leche, helados, yogurt), tal y como indicaba en el artículo publiqué en el blog sobre los lácteos está demostrado que éstos alimentos no es tan beneficioso como parece, incluso Harvard elimina la leche y demás lácteos de su guía de alimentos saludables. Según la medicina china, la leche agrede al elemento tierra (bazo), debilitándolo y haciendo que acumulemos humedad, esta provoca dolor articular (porque la humedad ralentiza el flujo energético).
  • Evitar las harinas refinadas, tipo harina de trigo blanca, panes blancos, de molde, bollería industrial. Si bien la harina de trigo proviene de un cereal que no deja de ser la base de una buena y equilibrada alimentación, la industria alimenticia ya se ha encargado de “abaratar” el coste de la harina, sacando 3 productos del grano de trigo, de esta manera, la harina de trigo refinada, tan blanquita ella, sale de una parte del grano (compuesto por una cáscara que contiene toda la fibra y de un germen rico en ácidos grasos insaturados, por lo que es una harina desnaturalizada, como la mayoría de alimento refinados y procesados que nos ofrece la industria alimenticia. En el peor de los casos del uso (a diario y abundante) de este tipos de harinas son enfermedades como la artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple e incluso el cáncer como linfoma pueden derivarse de casos graves de enfermedad celiaco o sensibilidad extrema al gluten. En el resto de casos muchos que tienen ocasionalmente diarreas sin ninguna causa, gases e hinchazón intestinal, dolores musculares vagos, infertilidad o confusión mental.
  • Evitar los alimentos de naturaleza fresca-fría (como la soja, el limón, sandia) y los alimentos fríos, como el gazpacho, el exceso de ensaladas, los bocadillos y sandwiches o las bebidas frías.

Otras cosas que nos pueden ayudar

Uso de técnicas de medicina china como la acupuntura, el shiatsu o el tuina o la termotécnica, que auna calor y masaje han demostrado una mucha efectividad en el tratamiento del dolor.

Sobre david

David Herrero ha escrito 19 artículos en este blog.

Profesor, terapeuta y socio fundador de Centre Prana. Graduado en Shiatsu (Shiatsu-shi) formado en la Escuela de Shiatsu de Barcelona Prana. Graduado en Medicina Tradicional China formado en CENAC. Coach Life por QuantumBCN. Asociado número 11190 de APTN-COFENAT. Asociado número 80070 de la SAC-AAE. Terapeuta que aporto soluciones eficaces y naturales a problemas de salud cotidianos. Editor del blog divulgativo sobre salud natural y medicina china http://www.david-herrero.com/blog

Tags:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UA-44118973-1
A %d blogueros les gusta esto: